Catalunya en Europa

 

images

La conferencia pronunciada por el presidente Puigdemont –acompañado por el vicepresidente Junqueras y por el titular de Exteriores, Romeva- que tuvo lugar el día 24 de enero en la mayor sala de conferencias del Parlamento Europeo, fue un éxito indiscutible para el proceso independentista catalán.

Me permito de empezar este artículo con tal afirmación para aclarar de un plumazo las pretensiones españolas de difuminar los efectos del acto. Es más, dicho éxito tiene parte de deuda en la que pretendía ser una estrategia para restarle importancia. Efectivamente, la carta de González Pons implorando a sus correligionarios, más de 217 eurodiputados del partido popular europeo, para que no acudieran a la conferencia fue, sin duda alguna, uno de los mejores elementos de promoción de la misma. También fue un buen termómetro para entender la temperatura a la que llegó la sulfurada parroquia unionista del Partido Popular, encabezada al dia siguiente por las nerviosas, demagogas y airadas declaraciones en la radio pública catalana, del aún delegado del gobierno de España en Catalunya, Sr. Millo a causa de la estrategia de explicación del proyecto independentista catalán.

Hay que entender, en primer lugar, que a Bruselas fuimos para explicarnos, no para pedir permiso. Ni pretendemos ni comulgamos con una concepción jerarquizada de Europa. Nuestro compromiso con Europa nace y se entiende a través de nuestro compromiso con los hombres y las mujeres de Catalunya. Un compromiso que es coherente y paralelo con el compromiso con los hombres y mujeres del resto de pueblos europeos y del mundo. Y este compromiso cuenta con unas fuertes raíces democráticas. Es más, sólo tiene sentido a partir de un proyecto político en el que los principios democráticos esenciales y la observancia y promoción de los derechos humanos sean ejes de la nueva República Catalana.

Entender que Europa es oportuna para Catalunya, sí, pero entender sobretodo que Catalunya es oportuna para Europa, va mucho más allá de una frase que puede parecer ingeniosa. Significa asumir que el proyecto cívico, pacífico y democrático que sustentamos es, esencialmente, un proyecto que recoge las mayores cualidades de que debe hacer gala Europa: el derecho a decidir de los ciudadanos, las urnas como jueces eternos de nuestro sistema, y la reivindicación de la diversidad cultural, el multilingüismo y el entendimiento entre Pueblos.

En contraste, el proyecto de construcción de la República Catalana en el marco europeo también excluye formas que pretenden hacerse paso en Europa y que rechazamos de pleno: el populismo, la xenofobia, el chovinismo, la pérdida de los derechos sociales y la desmembramiento del estado del bienestar… Elementos que amenazan, estos sí y de frente, el proyecto europeo y que se abren paso des de Inglaterra hasta Polonia, pasando por Francia, Dinamarca, Alemania o Grecia.

La presencia de Catalunya en el escenario europeo rompe con la dicotomía entre una Europa de troika mandada por los intereses de unos pocos, y la Europa dividida de los populismos propugnados desde la derecha y la derecha extrema. La Europa que reivindicamos, es esa Europa de dibujó Schumann y Monnet -aquella de: la unión voluntaria de todas las almas europeas- y soñó Steiner. Esa Europa convencida que es en el detalle y en la diferencia donde encontramos los valores europeos. Explicó nuestro parecer a favor del trabajo duro y determinado para la construcción de una auténtica Europa confederal. Una Europa que va mucho más allá de la Europa de los Estados y una Europa que se asemeje mucho a la Europa de las Naciones, a la Europa de los ciudadanos que conocemos y reconocemos. El lema europeo de ‘unidad en la diversidad’ es lo que proponemos.

Cuando hablamos de anticipar la República Catalana nos referimos exactamente a esto. A explicar sobre como pretendemos que sea nuestro sistema de entendimiento interior y exterior. Explicar nuestro proyecto de independencia, claro, pero explicar, también, como gestionaremos nuestras dependencias y cuáles serán nuestros principios.

El éxito al que me refería mencionando la conferencia de Puigdemont en Bruselas, se entiende cuando podemos explicar el proyecto político catalán como un proyecto amable que no va en contra de nadie; sino a favor de todos los ciudadanos europeos; un proyecto que enfatiza y profundiza la práctica democrática. No es proyecto al margen de Europa ni es un proyecto en contra del Estado español. Sin embargo, y ahí alguno de los interesantes efectos colaterales de nuestro proceso, deja en evidencia la fragilidad democrática del Estado español y las lagunas para la expresión democrática de los ciudadanos europeos en la actual estructura de la Unión Europea.

Y esas evidencias no aparecen a causa del proyecto independentista catalán. Esas evidencias estaban allí y es nuestro proceso de independencia el que permite resaltarlas y, al mismo tiempo, ponerles remedio.

Desde esta perspectiva y desde esta vocación inequívocamente europeísta del proyecto de construcción de la República Catalana debe entenderse nuestra acción exterior. Una acción exterior que se hizo evidente hace unos días en Bruselas, pero que cuenta con una larga tradición de conocimiento, reconocimiento e intercambio internacionales: de Washington a Pequín, de Londres a Kinshasa, de Río de Janeiro a Bombay.

Allí dónde viajamos, allí dónde trabajamos, allí dónde nos invitan a explicarnos y dialogar, repetimos un mantra al que difícilmente ningún demócrata se puede oponer: estamos construyendo una República, sí, pero estamos construyendo y proponiendo, también, un modelo de convivencia nacional e internacional que sitúa los derechos individuales y colectivos de las personas en el centro de la preocupación de la república. En latín, de la res publica. De aquello más precioso y más sagrado de nuestra organización nacional: nuestros derechos y nuestras obligaciones.

Víctor Terradellas i Maré

http://www.berria.eus/paperekoa/2228/023/003/2017-01-29/katalunia_europan.htm

Advertisements

One response to “Catalunya en Europa

  1. Un article magistral. Felicitats!

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s